Financiación para una Startup

Si tu idea es nueva, por algo será. Si lo que estás haciendo no lo ha hecho nadie, a lo mejor es que no lo deberías hacer

Iñaki Arrola

Existen diversos modos en los que un emprendedor puede apoyarse para financiar su nueva empresa o proyecto de tal manera que para desarrollar su actividad pueda hacer frente a aquellos gastos necesarios para poder sacar adelante su negocio.

En este sentido, las distintas fuentes de financiación pueden entrar en juego y se hace conveniente que distingamos las distintas fases o estados en la que se encuentra una Startup, de tal modo que podamos determinar que tipo de financiación es la más adecuada para que triunfe la empresa.

Se dice entonces que la financiación de las Startups va a funcionar mediante rondas de financiación de tal manera que si estamos en una primera etapa en al que se pretenda dar inicio a la actividad, la financiación en dicha fase será distinta que en una fase mas tardía en la que el objetivo fuese expandirse y abrir más centros, por ejemplo.

En este orden:

1º Fase de una Startup – Seed o Semilla

La primera de estas fases es la denominada como Fase Seed o Etapa Semilla, que a su vez podríamos dividir en dos subfases:

  • Una primera de presemilla, centrada en la concepción de la idea del negocio que se quiere desarrollar, donde se deben asentar las bases de la definición del futuro modelo de negocio, por lo que la financiación aquí cobra especial importancia.

Cuando se empieza en un proyecto de esta índole, ocurre       en muchas ocasiones que quien posee la idea carece de los medios, por lo que lo lógico es buscar un socio, que si disponga de los recursos para poder definir la empresa que se quiere desarrollar, a cambio de cederle a este un porcentaje de la misma. Esta fase embrionaria es de especial importancia y el perfil del socio cofundador debe ser analizado cuidadosamente puesto que, aunque va ayudar en el despegue del proyecto, también va ocasionar la pérdida de control total del mismo.

Una vez elegido un cofundador, el tipo de financiación por excelencia que también se puede dar es la que proviene de las llamadas 3 F (Family, Friends and Fools), aquellas personas cercanas que deciden ayudar en esa primera fase pero que cuya ayuda solo permite que la empresa se mantenga a flote durante ese primer momento, ya que luego será preciso potenciar la financiación.

  • La segunda subetapa de esta etapa vendría a ser la fase semilla en sentido estricto, donde con unas bases legales asentadas y un modelo de negocio definido, lo que se hace ahora es desarrollar el mismo y lo que se produce en esencia, es la salida al mercado del producto.

Aquí también se puede producir la contratación de los primeros empleados por lo que hay que buscar nuevos medios de financiación.

En esta segunda subetapa, como medios destacamos a las aceleradoras e incubadoras y los Bussines Angels. La presencia de estos medios puede darse ya en la fase de pre- semilla, pero es realmente aquí donde cobran fuerza.

En relación a las incubadoras y aceleradoras, estas son organizaciones profesionales que pueden actuar de diversas maneras en esta etapa de una Startup. Las primeras básicamente mediante el asesoramiento por parte de mentores y las segundas bien mediante la financiación o incluso mediante la denominada “función de escaparate” posibilitando la participación de la nueva empresa en eventos.

En España, la principal aceleradora en fase inicial es SeedRocket, la cual fue creada en el año 2008 por un grupo de emprendedores e inversores de referencia en España entre los que se encuentran Vicente Arias, Iñaki Arrola, Jesús Monleón o François Derbaix.

Por otra parte, los Bussines Angels son aquellos inversores privados que actúan de manera individual o constituidos a través de una asociación los cuales aportan su propio capital participando en el asesoramiento del producto ofertado, pero sin entrar en la administración de la empresa.

Entre los Bussines Angels mas importantes en España, destacan nombres como los de Carlos Blanco (fundador de GrupoITnet, ConectorSpain, ScanLoteria, AkamonEnt y FirstTuesdayBCN) o François Derbaix (cofundador y consejero delegado de Indexa Capital).

El Diario “El Referente” elaboró los business angels más activos en inversiones en startups en España en 2018 que resulta de especial interés.

Aquí el link:

Los 75 Business Angels más activos de 2018 por El Referente

(https://www.elreferente.es/tecnologicos/business-angels-2018-mas-activos-32474)

2ª Fase de una Startup – Early Stage

La segunda fase vendría a ser la llamada Early Stage en la que la Startup ha alcanzado un cierto grado de madurez y el producto o servicio ha sido validado, pretendiéndose ahora hacerse un nombre en el mercado, abriendo nuevas oficinas y ampliando en consecuencia el número de empleados por lo que se hace necesario una vez más, la entrada de mayor capital para hacer frente a esta nueva fase.

La fuente de financiación por excelencia aquí es el Venture Capital o capital de riesgo donde empresas que se dedican a invertir en empresas con potencial de crecimiento, aportan dinero propio a las Startups, con la esperanza de participar en futuros ingresos.

La ASCRI es la Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión. Nace en 1986 sin ánimo de lucro y es el organismo que representa a la industria del Venture Capital & Private Equity en España. ASCRI agrupa a casi 100 firmas nacionales e internacionales de Venture Capital & Private Equity y más de 50 proveedores de servicios, difundiendo y garantizando los estándares profesionales entre sus miembros: la transparencia, las mejores prácticas y el buen gobierno. Entre los fondos Venture mas importantes en España destacan Active Venture Partners o Axon Partners.

3º Fase de una Startup- Growth

Otra opción a partir de esta fase de crecimiento es la conocida como Crowdfunding consistente en la financiación por parte de plataformas cuyas prestaciones consisten en el mecenazgo y en el préstamo colectivo.

Siendo como hemos dicho, el método utilizado las rondas de financiación, las startups pueden recurrir a los medios expuestos incluso una vez superada esta fase y pasando por la denominada Fase Growth caracterizada por la estabilización del crecimiento donde la cantidad de financiación precisada, evidentemente variaría, pudiendo acudir a estas vías hasta llegar incluso a la Fase de Expansión, consistente en la apertura de nuevos mercados hasta finalizar con la última Fase de Salida, en la que la Startup sale a bolsa o es vendida a una gran compañía.

También cabe mencionar la opción de la financiación mediante ayudas públicas que pueden solicitarse sobretodo en la fase más temprana del proyecto. Las condiciones a reunir variarán dependiendo del tipo de ayuda solicitada y de la institución que la conceda, que suele ser distinta también en función de cada Comunidad Autónoma, necesitando en cualquier caso un óptimo plan de negocio.

Existe una amplia variedad de instituciones que están especializadas en las fases de despegue de Startups con unas buenas dotaciones económicas.

A nivel estatal, existen los préstamos ENISA, para el emprendimiento innovador https://www.enisa.es/

Por último, merece la pena destacar las ayudas NEOTEC del El Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI), que es una entidad pública que, entre sus muchas funciones de apoyo al emprendimiento, proporciona ayudas financieras propias y facilita el acceso a la de terceros (fundamentalmente en forma de créditos) para proyectos empresariales de I+D+i. (https://www.cdti.es/index.asp?MP=6&MS=5&MN=1)

Leave Comment